El presente artículo se basa en el escrito por Frauke Seewald: The value of the user research Del blog de la empresa Toptal.

El tema de la investigación del comportamiento de los consumidores es un tema arraigado en el hacer cotidiano de la mercadotecnia, ya sea que se investigue utilizando métodos simples como la simple observación y la empatía, o que se utilicen técnicas más elaboradas como pueden ser los estudios de mercado cuantitativos (Encuestas), o métodos cualitativos que pueden ser más profundos como las investigaciones a travé de Focus Group, los cuales generarán información de mucho valor. En la actualidad en el entorno digital esta necesidad no podía estar ausente, los diseñadores crean sus interfaces de usuarios,UI, considerando al usuario de forma tal de que se logren experiencias (UX) que permita lograr las conversiones que se tenga como objetivo, en palabras de Frauke Seewald: “Todo comienza con conocer al usuario”

Por lo tanto, es necesario comprender las necesidades y los objetivos de los usuarios potenciales, sus tareas y el contexto, que son únicos para cada producto. Para lo cual la investigación del usuario es imprescindible para lograr diseños que permitan que los usuarios obtengan las mejores experiencias posibles, cuando interactúan en una plataforma digital, como por ejemplo los sitios web, las Apps, y las landing pages, aunque en realidad es indispensable para el diseño de cualquier producto, desde una silla hasta el edificio más sofisticado.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][gem_quote]Una buena experiencia de usuario es casi imposible si no va precedida de una buena investigación de los usuarios[/gem_quote][gem_quote]La investigación del usuario debe dar forma al diseño del producto y definir las pautas que le permitirán tomar las decisiones de UX correctas.[/gem_quote][gem_quote]”Crear algo sin conocer a los usuarios y sus necesidades es un gran riesgo que a menudo conduce a una solución mal diseñada y, en última instancia, resulta en costos mucho más altos y en ocasiones consecuencias negativas”. Jim Ross

[/gem_quote][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_single_image image=”31742″ img_size=”full” alignment=”right”][vc_column_text css_animation=”top-to-bottom”]Omitir la investigación del usuario a menudo resultará en únicamente “características”, que son decisiones que están impulsadas por posibilidades técnicas y no filtradas por los objetivos del usuario. Es responsabilidad del diseñador validar todas las características con respecto al uso principal que le dará el usuario al producto.

Los mismos errores se cometen a menudo en el mundo digital cuando los objetivos del usuario final no se consideran, entienden o diseñan, como flujos de usuarios frustrantes que agregan fricción o confusión a la experiencia del usuario,por ejemplo con demasiados campos en una forma que también lo pide mucha información.[/vc_column_text][vc_column_text css_animation=”top-to-bottom” el_class=”list__item”]La idea es comenzar con las fuentes de información existentes y de fácil acceso acerca del comportamiento del usuario

  1. Observación directaEmpatía (Qué haría yo si fuera el usuario?)
  2. Análisis de datos, como los que podemos obtener de Google Analytics. Cuántos visitantes tiene el sitio web, qué páginas son más visitadas, cuántas personas descargan la aplicación y de donde provienen los visitantes , cuando se van, cuánto tiempo pasan y en que pagina; qué dispositivo utilizan para conectarse (Móvil, desktop, laptop), índice de rebote, etc. El análisis de datos es un buen punto de partida, pero se necesitan más datos cualitativos para respaldar la interpretación de las estadísticas.
  3. Opiniones de usuarios y calificaciones. Sección de comentarios o calificaciones en el sitio web, y también pueden estar disponibles fuentes externas. Es posible que la gente haya hablado de ello en publicaciones de blogs o en foros de debate, o que haya dado reseñas de aplicaciones en una tienda de aplicaciones.
  4. Información generada a través la atención al cliente Este es un buen recurso para entender mejor contra qué están luchando los clientes, qué tipo de preguntas tienen y qué características / funcionalidades se están perdiendo. La configuración de un par de entrevistas rápidas con los agentes del centro de llamadas e incluso el seguimiento de algunas de sus llamadas le permitirá recopilar datos.

    Y si cuenta con presupuesto:

  5. Investigación de mercado (Particularmente cualitativas como los Focus Groups y las entrevistas profundas). El estudio de mercado es una buena fuente de información para comprender mejor cómo piensa el cliente, cuáles son sus objetivos de marketing y cómo es su mercado. Debería considerarse junto con otra investigación de la experiencia del usuario para llegar a una conclusión.
  6. Prueba de usabilidad. No es una investigación cuantitativa, y por lo tanto no se obtendrá ningún número y estadística, pero ayuda a identificar los principales problemas y permite comprender mejor cómo interpreta su interfaz el grupo de usuarios. Son otra buena forma de identificar áreas problemáticas clave en un producto. También existe la opción de realizar algunas sesiones de prueba remotas rápidas mediante el uso de servicios comousertesting.com para recopilar datos.

[/vc_column_text][vc_column_text css_animation=”top-to-bottom”]Un argumento universalmente temido en contra de la investigación es que no hay suficiente presupuesto. Cuando ese es el caso, un diseñador ingenioso se vuelve creativo . Las fuentes de información mencionadas anteriormente sobre el comportamiento del usuario (Bajo el encabezado: “Iniciar la investigación del usuario con fuentes de información existentes”) deberían proporcionar un buen punto de partida para compartir ideas con su cliente, incluso si su presupuesto es ajustado. Los resultados de estos métodos de investigación del usuario informarán y centrarán cualquier investigación adicional del usuario que considere necesaria.

Las decisiones desinformadas que conducen a errores pueden terminar siendo más costosas que el precio de hacer una buena investigación. Haga que su cliente sea consciente de los riesgos si las decisiones de diseño del producto se toman sin una buena comprensión del usuario.[/vc_column_text][vc_column_text css_animation=”top-to-bottom”]En Gestión Digital podemos ayudar a lograr campañas perfectas en Facebook