Todo lo que Necesita Saber Sobre las Aplicaciones de Patentes de Software en EU… y en México?

Artículo publicado originalmente en UpCounsel.

Se publica con la autorización de autor.

Traducción y ampliacion: Gestión Digital

 

Tienes una gran idea nueva para lo que esperas sea la próxima gran aplicación. Hiciste tu investigación y no pudiste encontrar nada que sea remotamente similar. Has reunido a inversores y está trabajando con un equipo de desarrolladores y ahora te está preguntando si puede proteger tu idea obteniendo una patente. Pero, ¿Es patentable? ¿Puedes patentar una idea para el software?

En una base global, 4 millones de patentes son válidas en este momento, y se solicitan aproximadamente 700.000 nuevas patentes cada año. Tan solo la Oficina Europea de Patentes recibe más de 150.000 solicitudes por año, y en más de la mitad de esos casos se expide una patente. Vale la pena notar que la mayor área de crecimiento de todas es la de las patentes de software.

La vieja manera

No hace mucho tiempo, la pregunta de si una idea era elegible para una patente tenía una respuesta realmente simple: ¡Sí! A menudo se decía que “cualquier cosa bajo el sol que sea fabricada por el hombre” puede ser protegida por una patente.

La ley de patentes de los Estados Unidos 35 USC § 101 define lo que puede ser patentado como “cualquier proceso, máquina, fabricación o composición de materia nueva y útil, o cualquier mejora nueva y útil de la misma”. Esto parecería incluir software, y en los años desde que comenzó la economía de la aplicación, muchas patentes de EE. UU. han sido otorgadas para software.

Un nuevo enfoque

La Corte Suprema de los Estados Unidos ha intervenido en los últimos años y ha encontrado que muchos inventos de software no son elegibles para la protección de patentes.

Tal vez lo más significativo, en el caso de Alice v. CLS Bank, 134 S. Ct. 2347 (2014) , el Tribunal Supremo dictaminó que las invenciones realizadas en sistemas informáticos podrían considerarse como ideas meramente abstractas y, por lo tanto, podrían ser inelegibles para la protección mediante patente.

Si bien esta decisión y las decisiones que siguieron no impiden totalmente patentar las invenciones de software, como cuestión práctica, se ha vuelto mucho más difícil obtener patentes para invenciones de software y las patentes que se han otorgado para invenciones de software son significativamente más difíciles para hacer cumplir en el tribunal.

¿Qué tipos de software son más difíciles de patentar?

Si tu idea es un método comercial o implica procesamiento de datos, determinación de costo / precio, comercio electrónico o software utilizado en finanzas, probablemente le resultará más difícil buscar la protección de patentes. Si su idea involucra un método que utiliza hardware informático genérico (no especializado) de una manera en la que normalmente se utiliza hardware informático genérico, probablemente tendrá un camino difícil por delante.

¿Qué tipos de software son más fáciles de patentar?

Si tu idea involucra hardware de computadora especializado que tu hayas ideado, si tu idea mejora la tecnología de la computadora de tal forma que mejore la manera en que funciona la computadora o si su idea permite que las computadoras realicen funciones que, antes de su idea, las computadoras no pudo realizar, entonces puede que le resulte más fácil buscar protección por patente.

 

Si Mi Idea es elegible para una patente, ¿recibiré una patente?

Para las patentes de software, establecer la elegibilidad de la patente es un primer paso importante para obtener su patente. Sin embargo, su idea aún tendrá que considerarse novedosa y no obvia. En pocas palabras, “novedosa” significa que tu invención no se conoció hasta que se inventó. “No obvio” generalmente significa que cada una de las características de su invención no se puede encontrar por separado en otro lugar.

Legislación en México

En México, la Ley de la Propiedad Industrial regula el otorgamiento de patentes a las invenciones de productos o de procesos. En ella se menciona que los programas de cómputo no son considerados invenciones, por lo que en México no existen tales patentes.

 

Los programas de software solamente se pueden proteger mediante el Registro Público del Derecho de Autor; en él se registran programas, documentación y bases de datos. Las responsabilidades del Registro son las de orientar a autores, y procurar resolver controversias según la Ley Federal de Derecho de Autor y su reglamento.

Es muy importante que los creadores de aplicaciones, programas y bases de datos tengan siempre muy claro esto, ya que a diferencia de la práctica Americana, en México no se conceden patentes de software, sin importar si ya exista una patente concedida en Estados Unidos; esto muy a menudo resulta confuso para programadores, fábricas de software, y otras empresas desarrolladoras, pues es común que se piense que sí es posible el otorgamiento de dichas patentes en México simplemente mediante la adopción de las reivindicaciones de la patente otorgada en otro país, como ocurre generalmente en otros casos de patentes que no son de software.

Cuando finalmente se llegue a una conclusión mundial sobre las patentes de software y se reglamenten de forma adecuada, el examen de fondo será más ágil y práctico, con la consecuencia del incremento de más patentes otorgadas en este campo.

 

Legislación en México

En México, la Ley de la Propiedad Industrial regula el otorgamiento de patentes a las invenciones de productos o de procesos. En ella se menciona que los programas de cómputo no son considerados invenciones, por lo que en México no existen tales patentes.

Los programas de software solamente se pueden proteger mediante el Registro Público del Derecho de Autor; en él se registran programas, documentación y bases de datos. Las responsabilidades del Registro son las de orientar a autores, y procurar resolver controversias según la Ley Federal de Derecho de Autor y su reglamento.

Es muy importante que los creadores de aplicaciones, programas y bases de datos tengan siempre muy claro esto, ya que a diferencia de la práctica Americana, en México no se conceden patentes de software, sin importar si ya exista una patente concedida en Estados Unidos; esto muy a menudo resulta confuso para programadores, fábricas de software, y otras empresas desarrolladoras, pues es común que se piense que sí es posible el otorgamiento de dichas patentes en México simplemente mediante la adopción de las reivindicaciones de la patente otorgada en otro país, como ocurre generalmente en otros casos de patentes que no son de software.

Cuando finalmente se llegue a una conclusión mundial sobre las patentes de software y se reglamenten de forma adecuada, el examen de fondo será más ágil y práctico, con la consecuencia del incremento de más patentes otorgadas en este campo.

 

Comentarios