Es un hecho ostentoso el desarrollo que ha mostrado el comercio electrónico, en la mayor parte del mundo en los últimos 10 ha tenido un crecimiento anual de doble dígito. Respaldamos la afirmación anterior con la propia experiencia y las datos que se pueden encontrar en distintas publicaciones en Internet.

           Por lo que no sorprende en lo más mínimo qué las organizaciones minoristas, retailing, tienen claro que los hábitos de compra de los consumidores han cambiado drásticamente. Con el crecimiento de las compras en línea, las tiendas tradicionales tienen el desafío de establecer su presencia en línea, transformar su modelo de negocio y aprovechar el poder de las nuevas tecnologías.

             Estamos viendo que las tiendas físicas tradicionales, luchan por adaptarse a la creciente presencia del comercio electrónico a medida que transforman sus negocios.

             En el ecosistema de retailing, con tendencia a ser dominado por el comercio digital, ¿Qué pueden hacer las tiendas físicas? ¿Puede un negocio modesto con una tienda física ( brick-and-mortar stores), entrar a vender online, sin la carga de la costosa tecnología?

La Solución para las tiendas de venta al detalle o retailing

           Los minoristas deben agregar tecnología, innovación y agilidad a su lista de capacidades básicas, junto con la comercialización, ventas y el servicio. Y deben tener herramientas para diseñar, construir y administrar experiencias comerciales que diferencien a su marca y respondan a los clientes en todos los puntos de contacto.

            Todo esto ha contribuido a la aparición y desarrollo de servicios enmarcados en el concepto de Retail-as-a-Service (RaaS). Todas las señales apuntan a una respuesta afirmativa de aceptación de parte de los minoristas, a los servicios de RaaS, por lo que puede ser la solución para seguir siendo competitivos.

        Similar al software como servicio (SaaS), las empresas compran soluciones RaaS de un proveedor y las utilizan para avanzar en su infraestructura. Al hacer esto, los minoristas no tienen que agregar el costo de construirlo ellos mismos, lo que puede ser tardío y costoso.

¿Cómo puede RaaS ayudar a los minoristas a encontrar consumidores?

                  Con RaaS las empresas tienen acceso a soluciones que les permiten adoptar con éxito las exigencias del ecosistemas digital. Por ejemplo, Kroger y Microsoft el años pasado anunciaron su asociación para desarrollar y comercializar un producto RaaS, que implica funciones como, escanear y capturar; contenido de cada despensa vendida; Gerente de tienda virtual; red de sensores; y conectores a sistemas corporativos como puntos de venta y sistemas de gestión de inventario, etiquetado, entre otras funciones. Esto proporcionará una mayor funcionalidad para que los minoristas obtengan información, administren el inventario y mejoren la experiencia del cliente. Vamos a profundizar en los beneficios y lo que está por venir.

 

Tres beneficios impactantes de las soluciones RaaS

RaaS ofrece a los minoristas una variedad de beneficios, independientemente de su tamaño y de su ubicación en el proceso de transformación digital. Aquí hay tres beneficios que las organizaciones pueden obtener al aprovechar una solución RaaS:

  1. Aprovechar e implementar tecnologías innovadoras: Al día de hoy, hay una serie de soluciones nuevas que pueden hacer grandes cosas para los minoristas. Desde inteligencia artificial hasta blockchain, la lista de funciones se está volviendo cada vez más grande. Sin embargo, para los minoristas con presupuestos limitados o equipos de TI más pequeños, incorporar estas soluciones en sus negocios no siempre es tan simple. Aquí es donde entra RaaS. En lugar de pasar semanas, o incluso meses, para desarrollar y probar la tecnología, los minoristas pueden comprarla a un proveedor que ya tiene una solución probada y verdadera. Esto permite a los minoristas ejecutar más rápido que nunca y seguir siendo competitivos en el mercado cambiante.
  2. Agiliza los mercados innovadores: A medida que el comercio electrónico continúa creciendo como industria, conocer al cliente donde se encuentre y ofrecer grandes experiencias puede conducir a lograr de él un mayor compromiso y lealtad a largo plazo. RaaS optimiza los mercados innovadores al reducir el costo, el tiempo y el esfuerzo para crear nuevas soluciones.  A su vez, las empresas pueden utilizar de manera más eficiente los servicios RaaS para eliminar los puntos de fricción que a menudo conducen a la insatisfacción del cliente.
  3. Proporciona inventario en tiempo real: RaaS también se puede aplicar a marcas que buscan actualizaciones de inventario en tiempo real, lo que beneficia tanto al comprador como al vendedor. Al integrar la tecnología necesaria para mantener actualizado el inventario, el comprador puede evitar la frustración de estar en la lista de espera y el vendedor puede comprender mejor lo que se está ofreciendo para vender o no.

El futuro de RaaS es prometedor. 

 

       La innovación de la cadena de suministro probablemente será el área más transformadora que experimentaran los minoristas, con tres desarrollos importantes. 

   El primer desarrollo será entregas mejoradas, con capacidades de gestión superiores para la optimización y la eficiencia. 

        El segundo será una mejor calidad de servicio, que estará orientada al cliente porque a medida que la cadena de suministro se transforme, el servicio recibido también mejorará. 

    El desarrollo final dentro de la cadena de suministro será experiencias conectadas, que integran todo, desde el control de inventario hasta las fechas de entrega.

       Las soluciones RaaS se están afinando cada vez más. Al final del día, los desarrollos de RaaS alentarán a las marcas a intensificar su participación en el mercado y competir en formas nunca antes imaginadas.

       Tras el análisis de los datos resultantes de una investigación reciente en EU, se puede llegar a la conclusión de que los minoristas están priorizando las operaciones omnicanal, cuando se trata de su gasto en tecnología. Tener tecnologías implementadas para aprovechar las tiendas físicas como algo más que un canal transaccional está arriba de las listas de prioridades de los minoristas, lo cual  incluye: 

  • La gestión de inventario y los sistemas de gestión de pedidos que funcionan para garantizar que el inventario correcto esté en el lugar correcto en el momento correcto. 
  • La inteligencia artificial (IA) se está convirtiendo rápidamente en una tecnología imprescindible para todos los minoristas. Las múltiples aplicaciones para IA dentro del comercio minorista (personalización de marketing, servicio al cliente, gestión de inventario, logística y entrega, entre otras) subrayan su valor para una organización. Es la IA la tecnología emergente que tendrá el mayor impacto en la industria minorista en los próximos 12 meses. 
  • Con respecto a la compra de tecnología, la gran mayoría de los minoristas están tratando de simplificar el proceso limitando la cantidad de sus proveedores de servicios, menos de cinco para el 89 por ciento de los encuestados. 
  • Además, los minoristas están tomando decisiones de compra de tecnología en un período de tiempo bastante corto considerando la inversión requerida, tanto en tiempo como en capital. La mayoría de los encuestados (57 por ciento) dijeron que están tomando decisiones de compra de tecnología moderadas a importantes en menos de seis meses. Este es un testimonio de la rapidez con la que evoluciona la industria minorista. 
  • Al evaluar sus inversiones en tecnología, los minoristas buscan resultados. El aumento de los ingresos y el ahorro de costos se identificaron como las dos principales métricas más importantes para el proceso de evaluación. 
  • Para los ejecutivos que toman decisiones de compra de tecnología dentro de las organizaciones minoristas, el ROI es el determinante final. 

        Por último, los minoristas deben tener un plan para integrar nuevos sistemas en sus ecosistemas tecnológicos. La integración de la nueva tecnología con la tecnología existente es el desafío más citado para los minoristas, particularmente las marcas tradicionales con tienda fisica y online (Click and Brick) . Los desafíos de integración cuestan a los minoristas tiempo y dinero, debilitando su capacidad de competir en un mercado ultra competitivo.